Barbacoa de la muerte.

Barbacoa de la muerte.

(vía nitrinho)

"Drive": La última sorpresa del 2011

Drive (2011)

Drive (Nicolas Winding Refn, 2011) ****·

No voy a decir mucha cosa. Yo creo que merece la pena verla para disfrutar de la composición de cada una de las escenas del film, cocinadas a fuego lento y regadas con la penetrante música de Cliff Martínez. Como ingrediente principal, la actuación de Ryan Gosling que lo dice todo casi sin mediar palabra. Como ingrediente especial, sangre en dosis breves pero intensas.

Aviso: si buscas una peli de acción trepidante, ésta no es tu peli.

chicageek:

La tarjeta de visita ideal para un geek (vía 9Gag)

"Super 8", una pequeña decepción

Super 8

Super 8 (J.J. Abrams, 2011) **···

Pues eso. Aunque seguramente la culpa es mía. Llevo más de un año escuchando que si J.J. Abrams, que si Spielberg y tal y uno deja volar la imaginación. Al final la peli se queda en un intento de “Los Goonies” con un argumento tan decepcionante como el del remake de “La Guerra de los Mundos”. Técnicamente me ha parecido que la película está muy bien hecha, aunque mi opinión en esta materia vale lo mismo que un chorizo en la Meca.

Mención aparte para los niños de la película, creo que los actores hacen una actuación más que digna. Sus papeles proporcionan las notas divertidas de la peli y hacen que sea más soportable.

Imagenes con más de un significado

Hábitos negativos de escucha

Leyendo en Cooking Ideas sobre la práctica de la empatía, me ha llamado la atención esta selección de malos hábitos que muchos tenemos mientras escuchamos a otra persona:

Adele Lynn ha aislado seis tipos negativos de formas de escuchar: el generador de réplica (escucha sólo el tiempo suficiente para formular su réplica), el aconsejador (que salta demasiado rápido para dar consejos no solicitados), el interruptor (más ansioso de decir sus propias palabras que de escuchar), el escuchador lógico (que rara vez pregunta por los sentimientos subyacentes o por las emociones adjuntas a un mensaje), el feliz encandenador de palabras (que usa las palabras del que habla sólo para encadenarlas a su propio mensaje: “Eso no es nada, déjame que te cuente lo que me pasó a mí”) y tal vez el peor de todos, el falso escuchador (que simplemente finge escuchar). Es importante preguntarse:¿He caído sin querer en alguno de estos malos hábitos de escucha? Darse cuenta es el primer paso para solucionarlo. Hacer sentirse a alguien verdaderamente escuchado es el aspecto más fundamental de la empatía.

Me doy cuenta que en un momento u otro he practicado varios de estos malos hábitos, así que desde aquí mis disculpas a aquellos que se hayan visto afectados. Intentaré que no vuelva a pasar.

nifaltaquemeimporta:

A ver, a ver, repite el primer paso, que noooo…

(vía scisterna)

sacatraca:

Frikis pero graciosos.

(vía scisterna)

Fuck The Future